Fibras textiles sostenibles

Los tejidos de origen forestal, como el rayón, la viscosa, el modal o el lyocell, son cada vez más utilizados en la industria de la moda. Estos tejidos proceden de la celulosa de la madera y por tanto pueden obtenerse de bosques certificados FSC, siendo por ello más respetuosos con el medio ambiente.

Ropa sostenible

Las fibras de origen forestal

Las fibras celulósicas "artificiales" (MMCF) son un grupo de fibras textiles que incluyen viscosa, acetato de celulosa, modal y lyocell, derivadas principalmente de la madera y otros materiales vegetales naturales. La celulosa se encuentra en las paredes de las células vegetales, que se trituran mecánicamente y se convierten en láminas de pulpa de celulosa, de ahí el término "artificial". Estas hojas se disuelven para formar una solución de viscosa y luego se extruyen para formar fibras.

A diferencia de los procesos de producción de fibras naturales y sintéticas, las fibras celulósicas artificiales son renovables cuando se obtienen de manera responsable. Tienen menores necesidades de agua y contribuyen al almacenamiento de carbono.

Corazón de margaritas sobre madera

Hacia una moda responsable con FSC

Las fibras de origen forestal constituyen actualmente menos del 7% del mercado mundial de fibras, pero su volumen de producción se ha duplicado desde 1990 y se prevé que su demanda aumente en los próximos años.  Este crecimiento está impulsado por la creciente demanda de materias primas renovables y sostenibles en la producción textil. Sin embargo, a veces estos materiales pueden proceder de zonas de alto riesgo donde la deforestación o las malas prácticas forestales son habituales.

Esto supone una amenaza no sólo para los bosques del mundo, sino que también conllevan riesgos para la reputación de las marcas y las empresas. Estos riesgos pueden mitigarse mediante el suministro de fibras con certificación FSC.

La Certificación FSC de fibras para la producción de tejidos en el sector textil supone un importante paso del sector de la moda para lograr una moda más sostenible. La Certificación FSC es el sistema de certificación forestal más fiable del mundo, que garantiza que los bosques de origen son gestionados de forma responsable bajo estrictos estándares de gestión forestal que promueve beneficios medio ambientales, sociales y económicos.

La certificación FSC también se puede aplicar a productos forestales utilizados en la industria de la moda, como el caucho natural, el corcho y el bambú. Las marcas también pueden elegir productos certificados para el diseño de sus tiendas, sus bolsas de papel y embalajes o sus medios de comunicación y publicidad en la tienda. Garantizar que se emplean prácticas de abastecimiento responsable en toda la empresa puede ayudar a reflejar la ética de la empresa y su reconocimiento de la importancia de conservar los bosques.

Camino asfaltado cruzando un bosque

Desde el bosque a tu armario

Las cadenas de suministro de moda suelen ser extremadamente complejas, lo que a veces dificulta determinar si los materiales utilizados son de origen responsable. Gracias a más de 25 años de experiencia y un trabajo constante de mejora e innovación, FSC como solución de gestión forestal sostenible más fiable del mundo apoya a las empresas del sector para fortalecer la integridad de su cadena de suministro, desde el bosque hasta el consumidor.

La certificación FSC de cadena de custodia garantiza que los materiales y productos certificados FSC se hayan verificado en cada etapa del procesamiento hasta que se obtenga el producto final, de modo que los clientes que compren productos vendidos con la etiqueta FSC puedan estar seguros de que provienen de bosques bien gestionados y fuentes controladas.

Cualquier empresa involucrada en el procesamiento o procesamiento de productos certificados FSC (por ejemplo, fabricación, reenvasado, etiquetado, corte o adición de otros componentes forestales al producto) debe estar certificada FSC para poder colocar una etiqueta FSC en sus productos y / o venderlos con declaraciones FSC en los documentos de venta.

El valor de la etiqueta FSC

La marca FSC añade valor a los productos, ayudando a las empresas a demostrar su compromiso con el abastecimiento responsable.

La etiqueta FSC identifica productos forestales de origen responsable y se puede aplicar a telas, embalajes y etiquetas fabricadas con materiales certificados FSC.

Ejemplo de empresa certificada FSC

En Francia, Sézane es la primera marca de prêt-à-porter en recibir la certificación FSC de cadena de custodia y en ofrecer a sus clientes productos de viscosa certificados con la etiqueta FSC en sus tiendas.

 

Llevar la marca FSC a la ropa nos permite mostrar nuestro compromiso, ser transparentes, pero también invitar a nuestros clientes a cuestionarse y hacer una compra más responsable. Elleore Bomstein - Responsable de RSC, Sézane

Conoce nuestro Fashion Forever Green Pact

El FSC insta a la industria de la moda, las marcas, los minoristas y los fabricantes a tomar medidas inmediatas para garantizar un abastecimiento responsable y preservar los bosques.

Firma la carta de compromiso para formar parte de nuestra iniciativa y conocer los próximos pasos para adherirte.

¡Súmate a la iniciativa e involúcrate en la conservación de nuestros bosques!

Carta De Compromiso Para Fashion Forever Green Pact.pdf
PDF, Size: 210.75KB
Fashion Forever Green Pact.pdf
PDF, Size: 2.51MB
Moda sostenible
Es fundamental que el sector de la moda adopte un enfoque circular y camine hacia un futuro más sostenible:  con bajas emisiones de carbono,  más ético, regenerativo y transparente; y que implemente herramientas de trazabilidad fiables y sólidas que aseguren el orgien sostenible de sus tejidos y respondan con ello a una demanda creciente de una moda más responsable y comprometida con el medioambiente.  FSC ha puesto en marcha un pacto por la moda sostenible, Fashion Forever Green Pact, en el que insta a la industria de la moda a adoptar políticas de abastecimiento que contribuyan a preservar los bosques del mundo.