Beneficios de la Certificación de Gestión Forestal

La certificación FSC es una inversión en la mejora de la calidad de la gestión forestal que redunda en un incremento de los beneficios económicos, sociales y ambientales. Nuestra sociedad es cada vez más consciente de los desafíos vinculados al monte y a las áreas forestales, y evoluciona hacia patrones de consumo responsable. Los propietarios y gestores forestales tienen diversas herramientas FSC para planificar y colaborar con otros actores y partes interesadas en una gestión forestal más responsable (Estándar español, estándar grupal, certificación de servicios del ecosistema y otras). 

El valor añadido de la certificación FSC se compone tanto de beneficios económicos como de beneficios cualitativos.

Flor de abeto abriéndose

Beneficios de la Certificación de Gestión Forestal

  1. Beneficios económicos

    Cada vez más grandes empresas y marcas internacionales se están comprometiendo con una cadena de suministro de productos de base forestal certificados FSC. El crecimiento de la demanda de madera FSC se está consolidando como una tendencia fundamental en la industria española.

    FSC también ha desarrollado un procedimiento, cuya implementación permite al gestor forestal FSC establecer alianzas financieras con organismos públicos o privados que deseen invertir en la remuneración de los servicios generados por los ecosistemas forestales.

  2. Beneficios cualitativos

    A veces es difícil dar un valor de mercado a ciertos beneficios, no obstante, contribuyen en gran medida a la solidez de la certificación FSC. Gracias a la certificación grupal FSC, se dispone de un mecanismo para agrupar y mejorar la gestión forestal en los ámbitos local y autonómico. La certificación FSC ayuda a mantener el tejido empresarial local mejorando su competitividad en los mercados.

    La consulta, involucración y participación de partes interesadas, es un elemento central de la certificación FSC, que permite tanto evitar o prevenir posibles conflictos, como capitalizar los conocimientos esenciales para la gestión forestal adaptada a múltiples desafíos en un contexto de cambio climático.

    El rigor documental y legal que conlleva FSC (principio 1 cumplimiento de legislación vigente), asociado a las auditorías externas, conduce a un mejor conocimiento, comprensión e integración de la normativa en la gestión diaria. Obtener y luego mantener la certificación FSC representa una oportunidad para generar una dinámica colectiva en torno a un desafío común, que valora el trabajo de los propietarios y gestores forestales.

Planta creciendo en la palma de la mano

Inversión y costes

El coste de la certificación no es lineal en el tiempo. Durante la preparación para la certificación se invierte la mayor parte del coste, dependiendo de cada caso hasta el 50% de los costes del primer ciclo de certificación (5 años) se generan durante el año previo a la obtención del certificado. La implantación del sistema de gestión forestal adaptado a los requisitos FSC y al contexto además de las auditorías internas previas a la auditoría de evaluación de la certificación acreditada por ASI para FSC consumen una cantidad significativa de trabajo técnico y administrativo. Superada la auditoría y durante el primer ciclo, el titular de certificado (y los miembros en caso de certificado grupal) se familiarizan con los requisitos de FSC , y aportan su experiencia a la mejora de sus herramientas, de modo que los costes de mantenimiento tienden a reducirse, mientras los beneficios tienden a aumentar con el tiempo.

Asomándose a un bosque
pexels-sasha-prasastika
La certificación de grupo permite que varios propietarios de bosques (privados y/o públicos) se reúnan como miembros en un solo certificado FSC de Gestión Forestal, administrado por una entidad o administrador de grupo.  España es uno de los países europeos con más certificados FSC de gestión forestal grupales, especialmente para propietarios de pequeña superficie y montes de baja intensidad de gestión (SLIMF en el acrónimo inglés FSC de Small and Low Intensity Managed Forests).
Rio dentro de un bosque
FSC ofrece a empresas nuevas herramientas para demostrar y comunicar el impacto positivo que sus inversiones y apoyo financiero tienen en la conservación y la restauración de los servicios de los ecosistemas forestales.