Novedades Técnicas


lunes, 09 diciembre 2013
Revisión del Plan Forestal Gallego

Eucaliptal gallego

Información pública del anteproyecto de Ley de Mejora de la Estructura Territorial Agraria Gallega


Esta es una ley que busca frenar el abandono, optimizar los recursos y fomentar la riqueza en el medio rural. Cambia la forma originaria de llevar a cabo los procesos de concentración parcelaria simplificando y agilizando el proceso.

Pero el nuevo texto no se centra sólo en reducir el número de fincas sino que atiende a criterios de rentabilidad de los terrenos, reduce los plazos y será de aplicación en aquellos procesos de concentración en marcha en los casos en que sea posible.

Con esta nueva norma, la Xunta da la posibilidad a los propietarios de terrenos abandonados de trabajarlos, arrendarlos a un tercero o cederlos al Banco de Tierras sin perder nunca la propiedad.

Por otro lado, la Conselleira ha explicado recientemente, en el foro organizado por el Grupo Correo Gallego, que "la ley de montes tiene un enfoque moderno e innovador sobre como queremos que sea el monte gallego en el futuro”. 

Entre las cosas que ha introducido esta norma, está la nueva definición de lo que en Galicia tendrá naturaleza forestal, y su valoración a través de medidas como la ordenación de usos y recursos, una política de incentivos y ayudas públicas o el fomento de la certificación forestal.

También indicó que esta norma regula los aprovechamientos y servicios que prestan los montes, con especial atención la madera. En este sentido, destacó que la producción de madera en Galicia supone un orden del 50% de los aprovechamientos de toda España, dando sostén a un conjunto de industrias transformadoras punteras (aserraderos, tablero, o pasta de papel) que generan 20.000 empleos directos y 50.000 indirectos, cuya facturación conjunta estimada es de 1.625 millones de euros.

La conselleira destacó que en el ejercicio de 2013 se destinaron 40 millones de euros para la mejora y puesta en valor del monte, destacando distintas líneas de fomento que representan 18,4 millones de euros para re forestación, 10 millones para acciones de mejora silvícola o 3,5 millones para ayudas de aprovechamientos o transformación de productos forestales.

Tal y como explicó Rosa Quintana, la ley de montes incide en la obligatoriedad de reinvertir un porcentaje de los ingresos que dan los montes para la gestión forestal y tiene una consideración especial para las reversiones de actividad forestal a agrícola y viceversa, para procurar la consolidación de las explotaciones agrícolas y forestales.

La titular del Medio Rural y Marino destacó además que se establecen medidas directas para la conservación y mejora de ecosistemas forestales de gran valor, como masas naturales de frondosas caducifolias.

Rosa Quintana definió la ley de montes como “clave en el proceso de movilización y puesta en valor de las tierras en el medio rural” y dijo que “forma parte de una batería de políticas de desarrollo rural dirigidas a poner en producción el territorio agrario, entendido como forestal, agrícola y ganadero”, en la que también se integrarían la modificación de la norma de prevención y defensa contra incendios forestales, la ley de movilidad de tierras o la futura ley de mejora de la estructura territorial agraria de Galicia.

La ley de montes –señaló Rosa Quintana– afronta estos retos mediante una orientación dirigida  a satisfacer la creciente demanda de materia prima de materias y energías renovables. En relación con estas últimas, la conselleira informó que la Xunta va a desarrollar en 2014 un Plan de Acción Integral de biomasa, cuyo objetivo es dotar de absoluta preferencia a esta actividad económica.

La conselleira afirmó ademas que a ley de montes apuesta por la economía verde, “orientando la viabilidad económica de la actividad forestal sobre la base de un enfoque multifuncional cada vez más importante en un contexto de mercado abierto y global”.

Destacó, que también se incluye en esta normativa la protección de los bosques frente a las amenazas que se ven agravadas por el cambio climático. Entre ellas citó los fenómenos meteorológicos adversos, los incendios forestales o los problemas propios de la naturaleza, como son las plagas y enfermedades.

En relación a los incendios, Rosa Quintana reiteró una llamada de colaboración de todos para luchar contra esta lacra, teniendo en cuenta que detrás de la inmensa mayor parte de los incendios registrados en Galicia está la mano del hombre. 


© Forest Stewardship Council® · FSC® F000232