Sala de Noticias

Noticias y temas relacionados con nuestras actividades


viernes, 14 agosto 2020
Bosques certificados FSC de Asturias lideran en Europa la conservación de la biodiversidad, agua y carbono secuestrado

Bosque asturiano FSC

Más de 2.900 hectáreas forestales asturianas han obtenido la novedosa certificación FSC de los servicios del ecosistema por demostrar los impactos positivos de sus prácticas de gestión responsable.


Bosques autóctonos de los concejos de Santo Adriano, Teverga, Amieva, Ribadedeva han sido de los primeros en España en lograr la certificación FSC (Forest Stewardship Council) por sus servicios al ecosistema, aquellos más allá de la producción de madera como agua, purificación del aire, biodiversidad o secuestro de carbono y que hasta ahora no eran cuantificables ni tenían un valor económico definido. Son en total más de 2.900 hectáreas de robledales, hayedos y encinares costeros atlánticos de alta calidad ambiental.

Gracias a esta nueva herramienta de gestión forestal sostenible, tanto empresas como inversores y administraciones públicas podrán recompensar económicamente a los titulares de estos certificados, ayudando a la preservación de los montes. Varias compañías ya han mostrado su interés en invertir en estos servicios, dada su gran importancia para garantizar la calidad de vida y el futuro de las personas.

“Asturias se ha convertido en un referente europeo en la valorización de servicios que nos dan los bosques tan importantes como el aire que respiramos o el agua que bebemos y que gracias a los nuevos estándares de FSC pueden encontrar su justo reconocimiento en los mercados”, ha explicado Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España. “Con esta novedosa herramienta, junto con nuestros nuevos estándares de gestión forestal para España y la certificación de toda la cadena de suministro a través de la cadena de custodia lograremos que la sociedad actual reconozca y retribuya el valor verdadero del arbolado”, añade el responsable de la ONG que vela por la sostenibilidad de los bosques.

Biesca Ingeniería, entidad especializada en suministrar servicios de ingeniería y consultoría forestal y medioambiental en Asturias, ha sido la encargada de realizar los estudios necesarios para obtener las primeras certificaciones. Adolfo Blanco, ingeniero de montes y responsable de la empresa, se muestra muy esperanzado con esta nueva línea de conservación de los montes. “Gracias a FSC ya hemos establecido contacto con varias grandes corporaciones interesadas en invertir en los bosques asturianos, lo que sin duda permitirá mejorar su conservación con la única finalidad de garantizar bosques más cuidados y biodiversos para todos”, asegura.

Los ecosistemas forestales no son meros productores de madera o pasta de papel. Proporcionan beneficios inestimables a la sociedad y desempeñan una importante función ecológica en el equilibrio del planeta. Regulan el clima, ayudando a purificar el aire. Producen recursos naturales como agua limpia o suelo fértil. Son ampliamente demandados por las personas para su ocio, bienestar, deporte, salud física y mental. También son fuentes de una extraordinaria biodiversidad sin la cual no podríamos sobrevivir. Por si fuera poco, según afirman los científicos y se ha puesto de manifiesto con la covid-19, su conservación es la mejor vacuna contra futuras pandemias.

Ayuda al oso pardo cantábrico
Se han certificado como de alta biodiversidad 976 hectáreas de bosques en los concejos de Santo Adriano (Zona Especial de Conservación Río Trubia, ES1200052), Teverga (Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa) y Ribadedeva (Zona Especial de Conservación Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor ES0000319). Con el fin de complementar la dieta del muy amenazado oso pardo cantábrico en la zona central de la cordillera, Biesca incluyó en su plan de gestión forestal actuaciones realizadas por el Fondo de Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) encaminadas a la mejora del hábitat. Se han plantado árboles frutales que sirven como fuente alternativa de alimento y ayudan a enriquecer y expandir el área de distribución de la especie. Por lo que respecta al litoral, las actuaciones han supuesto la restauración de un enclave de encinar relíctico de gran valor ambiental y paisajístico en Ribadedeva, incluido en el ZEC Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor.

Secuestro y almacenamiento de carbono
Los bosques asturianos certificados FSC como sumideros de carbono (240 hectáreas) son montes pequeños o de baja intensidad de gestión que actúan como un importante sumidero de carbono, ayudando a mitigar los efectos del cambio climático. Paralelamente contribuyen a la purificación y calidad del aire en el área central de Asturias. El monte incluido bajo este servicio del ecosistema se localiza en el concejo de Santo Adriano.

Servicios de las cuencas hidrográficas
Gracias a una gestión forestal responsable los bosques contribuyen a la filtración, regulación, absorción y liberación de agua. El mantenimiento de la cubierta forestal en buenas condiciones garantiza que ríos y manantiales mantengan su capacidad de purificar y regular el flujo del agua, un aspecto crucial para las comunidades que viven en su cuenca. Los montes incluidos en este servicio del ecosistema (1.688 hectáreas certificadas FSC) se localizan en el concejo de Amieva, un espacio protegido dentro de la Red Natura 2000, Zona de Especial Conservación Ponga-Amieva. Dichos montes vierten sus aguas al río Sella.


© Forest Stewardship Council® · FSC® F000232