Sala de Noticias

Noticias y temas relacionados con nuestras actividades


jueves, 26 julio 2018
Montes certificados FSC ayudarán a mejorar la adaptación de los bosques autóctonos españoles al cambio climático

Monte Fragas Eume

Un proyecto científico selecciona masas forestales certificadas FSC del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, el Parque Natural de las Fragas del Eume (A Coruña) y el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Pico de Aroche (Huelva) donde poner en práctica una metodología para mejorar la adaptación de los bosques autóctonos al cambio climático.


FSC España, la ONG que vela por la sostenibilidad de los bosques, diseñará a lo largo del próximo año un sistema de indicadores de adaptación al cambio climático en montes autóctonos certificados FSC que permitirá mejorar su resiliencia.

En colaboración con científicos de la Universidad de Alcalá (UAH) trabajará en bosques de pinos, robles, encinas y alcornoques certificados FSC en la Serranía de Cuenca, el Parque Natural de las Fragas del Eume (A Coruña) y el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva). Un monte certificado FSC garantiza que en él se realiza una gestión forestal ambientalmente adecuada,socialmente beneficiosa y económicamente viable de acuerdo con estrictos criterios de sostenibilidad.

El estudio incluye el diagnóstico de la situación actual de los montes piloto y recomendaciones para su gestión. También se desarrollará un protocolo de implementación, seguimiento y evaluación de las medidas, que incorpora la creación y seguimiento de una red de alerta, así como una validación y jerarquización de indicadores. Con todo ello se obtendrán instrucciones para el cálculo de los indicadores en el tiempo y se realizará una valoración de comportamiento y evaluación de medidas.

Conocer los impactos, la vulnerabilidad y la capacidad de adaptación de los diferentes ecosistemas forestales es fundamental para desarrollar actuaciones específicas de gestión que ayude a hacerlos más resilientes al cambio climático.

La puesta en marcha de un proyecto anterior recientemente concluido, “La certificación forestal como herramienta de gestión forestal adaptativa” (fase 1), ha permitido el diseño de un sistema piloto de indicadores de seguimiento. Este nuevo proyecto, titulado“Adaptación al cambio climático a través de la certificación FSC: implementación y seguimiento de un protocolo de gestión adaptativa en los bosques españoles”, pretende dar continuidad y avanzar en la implantación y puesta en marcha del seguimiento de la adaptación en los principales tipos de formaciones forestales españolas.

Todos los avances conseguidos, tanto en el primer proyecto concluido como el ahora iniciado, pueden consultarse en una página web en abierto que permitirá conocer con detalle los estudios implementados para mejorar la adaptación de los bosques españoles al cambio climático.

Tres importantes espacios naturales protegidos

El Monte de Utilidad Pública “Los Palancares y Agregados”, en la Serranía de Cuenca, es propiedad del Ayuntamiento de Cuenca y está bajo la tutela de la administración forestal desde hace más de 150 años, siendo un claro ejemplo de gestión forestal sostenible a lo largo de más de siglo y medio. Son casi 5.000 hectáreas de gran valor natural y por ello protegidas por Europa como Lugar de Interés Comunitario (L.I.C.) y Zona de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.). Su vegetación principal es pino negral, con presencia más o menos abundante de encinas, quejigos, sabinas y enebros.

Además se ha seleccionado un monte vecinal de la Asociación Forestal de Galicia que pertenece al Parque Natural de las Fragas del Eume (A Coruña). Se trata de uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico de ribera de Europa, donde la presencia de robles, castaños, fresnos, alisos y abedules hacen del lugar un espacio natural extraordinario. Dentro de sus 9.000 hectáreas de extensión habitan menos de 500 personas, lo que da una idea de la calidad de estos exuberantes bosques gallegos que siguen el curso del río Eume. Esta figura de propiedad forestal es tradicional en Galicia, donde la cuarta parte del territorio regional, más de 700.000 hectáreas, es propiedad comunal gestionada por 2.800 comunidades de montes.

La Asociación Forestal de Galicia agrupa con sus socios 35.000 hectáreas de montes particulares y 55.000 hectáreas de comunidades de montes vecinales en mano común que gestiona a través de la compañía de servicios SELGA, SL, propiedad de todos los socios. A finales de 2017 incluía 6.371 montes gestionados por 3.036 gestores diferentes, con una superficie certificada FSC de 13.978 hectáreas.

La Asociación de Propietarios Onubenses de Montes (APOM) está conformada por unos 15 socios que en total gestionan 14.000 hectáreas de monte privado en la provincia de Huelva. Una parte de esta superficie está localizada en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Pico de Aroche. Ubicado en el extremo occidental de Sierra Morena y al norte de la provincia de Huelva, este espacio natural protegido se caracteriza por poseer una extensa masa forestal de dehesa mediterránea de encina y alcornoque, además de bosques de robles rebollos y castaños.

Respaldo científico

El proyecto ‘Adaptación al cambio climático a través de la certificación FSC: implementación y seguimiento de un protocolo de gestión adaptativa en los bosques españoles”, ejecutado por FSC España, con la colaboración científica de la Universidad de Alcalá, cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad, dentro del Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España (PIMA Adapta).


© Forest Stewardship Council® · FSC® F000232